EducandoAndo!

Pasamos de ser una generación con unas reglas sumamente estrictas, a ser adultos condescendientes y “barcos” de nuestros hijos, y nos olvidamos que en nosotros está la capacidad, y la obligación, debo decir, de crear adultos libres, responsables y con ellos, una sociedad maravillosa.

Muéganos somos y en el camino andamos

No importa qué tipo de familia tengas, ni cómo la hayas empezado, si estás recién casada o te divorciaste o enviudaste. Si tienes uno o dos o tres hijos, chiquitos o adolescentes o ya eres abuela. O no tienes hijos. ¡Lo que necesitas es Ser Mujer Libre! Ser esa mujer que realmente eres, la feliz, la emocionada por la vida. Porque si estamos bien nosotras, todas las cosas caminan bien. Porque si estoy bien yo, mis hijos también.