Leche y Miel…

El amor materno es una afirmación incondicional de la vida del niño y sus necesidades.
La madre es el hogar de donde venimos, la naturaleza, el suelo, el océano-
La afirmación de la vida del niño presenta dos aspectos: uno el cuidado y la responsabilidad absolutamente necesarios para la conservación de la vida del niño y su crecimiento. El otro, es la actitud que inculca en el niño el amor a la vida, el sentimiento: ¡es bueno estar vivo, es bueno ser una criatura, es bueno estar sobre la tierra!

animals-617305_1920
El amor materno, en su segunda etapa, hace sentir al niño: es una suerte haber nacido; inculca en el niño el amor a la vida, y no solo el deseo de conservarse vivo.
La misma idea se expresa en un simbolismo bíblico. La tierra prometida (la tierra es siempre símbolo materno) se describe como “plena de leche y miel”. La leche es el símbolo del primer aspecto del amor, el de cuidado y afirmación. La miel simboliza la dulzura de la vida, el amor por ella y la felicidad de estar vivo.

cat-649164_1920
La mayoría de las madres son capaces de dar “leche”, pero solo unas pocas pueden dar “miel” también. Para estar en condiciones de dar miel, una madre debe ser no solo una “buena madre”, sino una persona feliz –y no son muchas las que logran alcanzar esa meta…

Erich Fromm (El Arte de Amar)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s