SerMujer

Desde chiquitas nos “enseñaron” a ponernos atrás, a ser las últimas en arreglarnos, a comer frío… y sacrificamos mucho por el otro y nos olvidamos de ser realmente quienes somos. No sé tú pero a mí se me olvidaba que antes de ser mamá, esposa, abuela, soy mujer. Que tengo cólicos, o que también me canso, o que tengo ganas de estar sola. Y en vez de decirle a nuestra hija eso, y a nuestro hijo también, precisamente, le hacemos creer que somos SuperWoman! ¡Súper Mujeres! ¡Y No, no lo somos! Pero seguimos el mismo patrón que aprendimos, porque así nos etiquetaron desde chiquitas, porque así fue con nuestras abuelas y las abuelas de ellas…

Bueno, hasta en la publicidad nos ponen como las que resolvemos todo, la que todo lo puede, la ¡SúperMamá! la multitasking. No sé si a ti, pero a mi realmente me molesta, me enoja que me pongan tanto peso encima. Me sentía como un rompecabezas que necesitaba de todos para completarme… y si no embonaba una pieza, me sentía perdida.

Yo llegué a creerme tanto este cuento. Llegué a creer que yo las podía de todas, todas, creía que podía trabajar, y dar dinero, aportar a la economía de la casa, levantarme a las 5:00 de la mañana y preparar desayunos y ponerme guapa para ir a trabajar,  y además mantener la casa en orden, lavar la ropa, hacer la tarea de los hijos, llevarlos a sus actividades, y recibir al marido con todo y la cena calientita y dormirme hasta tarde ya que la comida del siguiente día estuviera lista y los uniformes limpios… y terminé en una cama, dependiendo de todos y de todo, por más de un año y en esta incapacidad, con esta impotencia, tuve que aprender a soltar… y al final de cuentas aquí estoy y todo ha sido un aprendizaje.

rain-360803_1920

La enfermedad fue mi camino. Y digo fue, porque he decidido sanarme. Sanarme en todos los sentidos. Y créeme, es una decisión diaria. Y no estoy diciendo que trabajar o cuidar a los hijos o ambas, enferme, lo que enferma eventualmente es hacer lo que no quieres, hacerlo porque el otro lo quiere, o porque la sociedad lo determina, eso es lo que hace daño a tu integridad. Y no hablo de una enfermedad solamente física, sino espiritual, de toda tú, de toda yo…Yo pensaba que ser feliz era tener un marido, unos hijos, un trabajo, la casa, un perro, un gato, y traté de sostener a todos y a todo con mis propias manos, traté de controlar cada paso, cada día… pero nunca fue suficiente, ni el dinero, ni el tiempo, ni las ganas, ni mucho menos la intensión… al punto que me olvidé de mí. Me olvidé de que existía. ¿Por amor? Sí, amor a todos, menos a mí…

Ahora he decidido ser feliz, y para serlo, primero me tuve que encontrar en este hoyo que yo misma cavé, y salir de él. Tuve que aceptar que soy una mujer antes que otra cosa o que otro rol, y tuve que aceptar también que me encanta ser mamá… porque hace 20 años no pensaba igual, hace 20 años yo soñaba con ser “grande”, ¿sabes? soñaba con ser la gran profesionista, con ganar harta lana, nunca pensé en ser mamá. Pero cuando nacieron, ¡ohhh cuando nacieron el mundo me cambió, el sol se vió de otro color, mi cuerpo ya no era el mismo, todo mi ser ya no era el mismo!… y me costó entender que no necesito a un marido a lado para sentirme completa. Entendí que sí quiero una pareja, un compañero de vida, alguien que me acompañe en mi camino, que se ría conmigo. Que me quiera como soy … Que me tome de la mano…  Ahora aprecio y reconozco cada faceta de mi ser: La hija, la madre, la futura abuela, la ex esposa, la profesionista, y me amo y me admiro cada día más.

bellas

Ser Mujer, Libre, es ser tú, es educar con amor, es tener autoestima, es vivir cada instante, cada etapa, cada respiro tuyo, y cada suspiro de los seres que te rodean. Pero en Paz. En equilibrio. Haciendo lo que realmente quieres, lo que te hace realmente feliz, ya sea siendo ama de casa, aunque nunca te hayas visto así hasta que lo fuiste, o la gran profesionista que siempre soñaste ser. ¡Pero lo más importante, es que seas tú!

Slowdown, dicen por ahí. Respira, tómate tu tiempo para decidir. Siéntete cómo vibras, vete al espejo y mira ¡qué bella eres, qué maravilla ser quien eres y qué bendición tener esta increíble oportunidad de formar parte de una familia! o de estar tú formando una nueva familia, con hijos sanos y felices, o sin hijos, con o sin una pareja, pero en armonía y en paz contigo misma. Siendo tú. Amándote tú. Primero tú. Primero YO.

Anuncios

Autor: Adriana Ruiz Flores (filomenaflores)

Stay-Home Single-Mom, Entrepreneur, Digital Marketing Online Business... blogger? A Single mother of two teenagers! Crazy in love with life. A true believer of the Law of Attraction. A survivor in so many ways! Always allowing myself to be driven and always acting by Inspired Action.

4 respuestas a “SerMujer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s