Esponjada Yo!

Estarás de acuerdo conmigo en que definitivamente no hay mayor satisfacción para una madre que ver a sus hijos felices y triunfando, no bueno, ¡nos podemos derretir de la emoción! ¿A poco no? ¡Hasta se nos olvidan las ganas que teníamos de matarlos hace apenitas unos cuantos minutos!
¡Ayer mi hijo jugó fútbol con el corazón! ¡Metió 4 golazos y se bailó a varios del equipo contrario! ¡Parecía que volaba! ¡Y yo bueno, qué te puedo decir, más esponjada que nunca!
La maternidad es una combinación de emociones que van cambiando constantemente. Cada día viene cargado de múltiples situaciones que nos pueden llevar en microsegundos de la calma y la apreciación, a la histeria absoluta y a sentir un impulso increíblemente desconocido por nosotras antes de tenerlos ¡de querer estrangularlos con nuestras propias manos! Es un sube y baja, una montaña rusa en la cual a veces no sabes si gritar, levantar los brazos o mejor hacerte la muerta.  
Ser mujer, mamá y profesionista ¡en qué momento caray! Me pongo a pensar realmente, la diferencia tan grande entre lo que hago como mujer, y lo que los hombres hacen. Sin menospreciarlos, la verdad. Pero creo que lo que nosotras somos, hacemos y construimos con y en nuestros hijos es muchísimo más que sólo ser proveedores. Por lo mismo, me cuestiono muchísimo esa insistencia de tantas mujeres de pelear por su igualdad, me molesta profundamente el feminismo, así como me molesta profundamente el machismo, la violencia intrafamiliar y todo aquello que sea violencia de género. Pensar que como mujer eres igual al hombre, que mereces lo mismo que ellos… ¡vamos, por supuesto que merecemos ser tratadas con dignidad! Por supuesto merecemos ganar sueldos dignos y no ser tratadas como “desquehaceradas” porque permanecemos en casa y cuidamos niños, osea cómo ¿¡no hacemos nada!?
Quedarse en casa, cuidando niños, criando niños, lidiando con el adolescente, empatizando con las necesidades de todos y de cada uno de los miembros de la casa, formando gente de bien y haciendo toooodo lo demás que queremos hacer, como ser profesionista y/o esposa, o amante o mujer vaya, no es para ser tomado a la ligera. Ni calificado como de poco “valor” o menor valor de lo que el hombre realiza. Valdría la pena equilibrar ¡Equilibrarnos niñas! Reconocer que la función de tu pareja o del padre de tus hijos es muy pero muy importante, pero que también él reconozca su valor como proveedor, que se reconozca como proveedor, por que hay algunos que ¡qué barbaridad, les duele el codo o se olvidan de los hijos ya que se divorcian y creen que con $2,000 pesos mensuales todos comen y se pagan colegiaturas y todas esas cosas!
mom-1403724_1920
 
¡Los hijos no son desechables, y tu ex esposa sigue siendo la madre de tus hijos y la que cuida y se preocupa por ellos!
Y nosotras como madres, debemos reconocernos y darnos el lugar que nos merecemos. Más allá de ser feministas o buscar una “igualdad” equivocada. Valdría la pena que ambos géneros, buscaran apoyarse entre sí, mutuamente, tanto en lo económico como en las labores del hogar. Conozco papás que trabajan, ambos, pero que ambos también están al pie del cañón en todo, léase lavar platos, ropa, tender camas, hacer desayunos, ir a las juntas del colegio. También conozco a parejas en las que uno trabaja y el otro se queda en casa, y uno reconoce el trabajo del otro.
Si ser mamá-papá en casa ¡también es aportar, a lo mejor no en cash pero sí en múltiples cosas que se traducen en una moneda de mayor valor que el dinero mismo! 
También conozco a mamás, YoMerengas, y a papás, que solitos luchamos nuestro día a día y que entre llevadas y traídas, tráfico incluído, a partidos de fútbol, entre grito y grito y porras y emoción desgreñada, logramos equilibrarnos, encontramos esa alegría, ese respiro que como cuando te estás ahogando y sacas la nariz arribita del agua y sientes que estás viva… ¡y todo ese choro que te aventé arriba! ¡chale hoy sí andomujerendo y me emocioné! ¡Es que es lo máximo ser la mamá de mis hijos!
¡Es que por ellos la vida entera! Soy la más esponjada del mundo… y por mis hijos, y los tuyos, vale la pena absolutamente todo! ¿o no chicas?
 war-torn-2069727_1280
 
Platícame lo que sientes, lo que piensas. ¡Se vale de todo! ¡Neta, todo!
Anuncios

Autor: Adriana Ruiz Flores (filomenaflores)

Stay-Home Single-Mom, Entrepreneur, Digital Marketing Online Business... blogger? A Single mother of two teenagers! Crazy in love with life. A true believer of the Law of Attraction. A survivor in so many ways! Always allowing myself to be driven and always acting by Inspired Action.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s