Mujeres somos y en el camino andamos

Multitasking, hiperbellas, mujeres, mamás, profesionistas… amantes, esposas, abuelas… libres, fieles, infieles… felices…

Por muchos años nos han llamado el “sexo débil”, las frágiles, las lloronas, las que “dependemos del otro”…  cuando en realidad somos las más fuertes, las que sostenemos el hogar. Las que formamos a los hijos. Las que cuidamos a nuestros propios padres. Las desveladas. Las administradoras. Las doctoras. Las “Multitasking” nos nombran…

Somos mujeres, y sí lloramos y mucho: de amor, por amor, para el amor. Por el desamor… De alegría. De tristeza. De coraje. De frustración. De pasión. Por los hijos, por el marido que está y no parece estar o ya se fue y ni cuenta te diste… por el amante que a lo mejor ni ha llegado… por el jefe insensible… por la novela de las 9:00 pm… por lo que está pasando con tu mejor amiga…

Las mujeres vibramos y soñamos y peleamos con garras y dientes…y nos deschongamos de repente… y reímos como locas por cualquier pendejada. Y abrazamos con ganas y a veces sin tantas ganas…

Súper héroes de nuestras propias ballatas. Irreconocibles muchas veces y otras tantas carentes de aprobación o de crédito. Atacadas, ignoradas, violentadas… mujeres, conflictivamente mujeres, libres y no tan libres, sexuales, asexuales, lesbianas, transexuales, heterosexuales… buchona, romántica, retraída, callada o gritona, religiosa, atea… ¡gracias a Dios! Guerrera silenciosa. Gorda, flaca, sexosa, buenona, chaparrita o grandota. China, lacia, de cabellos cortos o largos…. enchaclada o con tacones del 12, de minifalda, jeans ajustados o vestido provocador…

Ser mujer, mamá y profesionista es abrumador, encantador, fascinante, bipolar, enaltecedor… frustrante… divertido, loco, sexy… ¡pero aburrido Jamás!

Andomujereando todos los días, cada día, cada instante. And I love it!

 

Anuncios